24 de octubre de 2006

Desde luego hay cosas que no cambiaran nunca. Y una de ellas, es sin lugar a dudas, mi increíble facilidad para liarme durante la semana. Anoche se acercó a cenar con nosotros Aída (impresionante el revuelto de setas que preparo mi niña para mencionada ocasión) y después sesión de cine. Vamos, que entre pitos y flautas, en cama a las 3 de la mañana……ya no tengo el cuerpo para estos excesos…

Y encima hoy todo el día diluviando. Creo que va a ser una tarde fantástica para quedarse en casa vegetando. O quizás no. Hay un HD Sata desde hace un par de meses en una de las estanterías del salón, esperando a que haga un momento para montarlo. Y creo que con el tiempo que tenemos hoy (y según aparece en las previsiones meteorológicas también durante los próximos días) va a ser el mejor plan…

2 comentarios:

ladyapril dijo...

Me encantas!!!!!!

Por fín has publicado como dios manda, coño!!!!!!!!!!


besorros, pichurriño

Vivas dijo...

Bufff, yo no tengo wevos de abrir el ordenador y hacer trasterías xDDD

Luis posteando dos dias seguidos... ¡¡¡INCREIBLE!!! Ya se echaba de menos :P

Nos vemos!!