21 de enero de 2007

Por fin, después de meses y meses de insistencia (eso Schirley lo sabe bien), finalmente hemos ido a conocer la bolera de Santa Cristina. Todo el mundo me comentaba que era mejor que la del Burgo (recientemente desaparecida, según me comentan). Y realmente tenían razón. El sitio es espectacular.

La pena es que yo, con los años, no he mejorado mi forma de jugar. Y es que después de un par de partidas ha quedado demostrado: Soy una nulidad jugando a los bolos… pero el buen rato que me he pasado y las risas que nos hemos hecho no nos las va a quitar nadie!!



2 comentarios:

wadoska dijo...

Jajaja y yo pensaba que era malo. :D

Ernesto dijo...

Oye, se te da bien el tirarla por el carril lateral,jaja. Seguro que soy capaz de hacerlo peor.
Saludos.
P.D. Si me entero de alguien que quiera a Canalla te informo.
Un saludo