27 de diciembre de 2006

Ya se cuentan los días para el final del año y no me puedo quitar de encima la sensación de tiempo desaprovechado. Y es que desde hace un tiempo a esta parte (concretamente desde que entre en la veintena) los años pasan volando.

Y es que a estas alturas de la vida te empiezas a dar cuenta de que estar llegando (si es que no has llegado aun) al ecuador de tu existencia y te empiezas a plantear que huella has dejado tras de ti. Resulta un poco frustrante pensar que a estas alturas de tu existencia esa huella es casi inexistente.

Me gustaría dejar algo tras de mi por lo que ser recordado…

2 comentarios:

Vivas dijo...

Yo creo que sí has dejado una huella a tu paso. No son pocos los amigos y amigas que tienes y que te quieren. Además, tienes a Sonia ;)

Yo no sé aun si he dejado alguna huella tras de mí, quizás sea pronto para saberlo.

Un abrazo amigo y feliz navidad!!!

SIONA dijo...

Personalmente nunca me plantee ser recordada por algo, mas bien por alguien y creo que eso lo he conseguido con creces, mi familia y amigos así lo harán ... creo que eso es lo importante ...
Si ves que no, ya sabes: planta un árbol, escribe un libro y ¡ten un hijo! pero que no sea en directo que nos conocemos jodíos ...
¡feliz año!